¿Qué es el estoicismo?

«Un estoico es alguien que transforma el miedo en prudencia, el dolor en transformación, los errores en iniciación, y el deseo en compromiso».

– Nassim Taleb

El estoicismo es una filosofía sencilla de a aplicar a la vida diaria:

Estudia cómo reaccionas a las cosas que no te gustan y practica centrando tu atención sobre lo que tienes ante ti.

No necesitas ser filósofo ni un antiguo griego para entender qué es el estoicismo. Solo necesitas saber razonar.

El estoicismo es un aprendizaje que dura toda la vida.

Porque es una forma de vida.

Origen del estoicismo

El estoicismo es una filosofía práctica fundada en Atenas. Zenón de Citio es conocido como su fundador, año 301 a.C.

Nace de la manera positiva de tomarse las cosas tras una desgracia. El barco de Zenón de hundió con todo dentro, y se dio cuenta de que tenía dos opciones: lamentarse y amargarse o agradecer que el naufragio le llevó a descubrir esta manera de pensar.

Adaptarse positivamente a toda situación. No lamentarse por el pasado.

Desde entonces Zenón compartía su conocimiento en el pórtico del ágora en Atenas, centro cultural del mundo griego.

Según el estoicismo, el objetivo de la vida es claro. Vivir de acuerdo con «la naturaleza».

Esto no significa irse al campo a vivir una vida tranquila. Quiere decir vivir de acuerdo con la virtud. Sobresalir como ser humano vivir de acuerdo con nuestra propia naturaleza.

¿Cómo practicar el estoicismo?

Cultivando el ejercicio de la razón, solo sí se logra la fortaleza de carácter y una sabiduría práctica.

Según el estoicismo, el resultado de nuestras acciones no es lo más importante. Da igual que sea un logro o un fracaso. Lo importante es la naturaleza de nuestro carácter. Nuestras buenas intenciones. Actuar bien, conforme a nuestra naturaleza.

Si nuestra intención es buena y la acción correcta, obtenemos la virtud. Independientemente del resultado.

Enseñanzas principales del estoicismo

Personajes más influyentes del estoicismo